Exreligiosa: “No estoy en una congregación, pero tengo mi vocación”

Dos mujeres exreligiosas están invitando a otras mujeres que hayan dejado la vida consagrada a un encuentro virtual, para compartir experiencias y apoyarse en su nueva vida.

Para algunas mujeres consagradas que descubren que la vida religiosa no es lo suyo, es difícil tomar la decisión de salir, especialmente si llevan muchos años ahí.

Eso fue lo que vivió Magaly González cuando decidió dejar la vida religiosa después de 28 años de ser monja. Esta alajuelense asegura que hace año y medio salió del convento porque descubrió que no era su lugar, aunque vivió esos años con entrega.

“En el fondo del corazón yo sentía insatisfacción, no sentía realización personal y llegó un momento en que, por las mismas circunstancias de la comunidad, sentí que era mejor salir”.

Agrega que, después de tanto tiempo de ser religiosa, ella se preguntaba “¿qué voy a hacer? ¿a esta edad? Porque yo estaba acostumbrada a la seguridad y la vida del convento”.

“Ya cuando tomé la decisión pasé por ese momento en que la gente dice ‘¿qué le pasó?’. Hay quien te apoya y quien te señala”, añade.

Asimismo, reconoce que ha tenido el aliento de mucha gente y gracias a sus estudios en contabilidad pudo iniciar un emprendimiento. “Ha sido difícil, pero tengo esperanza”, dice.

Ella sabe que otras mujeres que salen de la vida religiosa no cuentan con una profesión u oficio que les facilite el ingreso al trabajo, lo que hace su situación más dura.

La idea del encuentro

Magaly está apenas adaptándose a su vida fuera del convento, por eso le sorprendió cuando un contacto suyo en redes sociales declaró públicamente que había dejado la vida religiosa.

“Me pareció increíble que pudiera decirlo así y me comuniqué con ella”, recuerda. Esa otra ex religiosa es Alexandra Vega, quien actualmente es mentora.

Ale fue religiosa de Sion durante 18 años y salió de la congregación hace dos años. “Lo hice para cumplir otra misión que sentí como llamado en mi vida, en el camino conocí a Magaly”, dice.

Después de conversar sobre sus experiencias, pensaron que sería bueno para otras exreligiosas hacer lo mismo y decidieron organizar este encuentro en el que esperan que otras personas se unan para hablar, compartir y acompañarse.

“Queremos encontrar otras exreligiosas y saber cómo ha sido para ellas volver a la vida secular. Algunas lo hemos vivido muy bien y acompañadas por la comunidad que fue nuestro hogar; pero, no todas”, añade Ale.

El encuentro para exreligiosas se realizará por la plataforma Zoom el domingo 31 de mayo de 10 a.m. a 11:30 a.m., es abierto a las ex religiosas de cualquier edad. Para más información puede comunicarse al 8402-0321 o al 8828-8853.

Un encuentro también para orar

Ale agrega que quiere ofrecer un espacio de oración, encuentro comunitario, animación en el proceso de recomenzar en una nueva vida y el tema propuesto será la vocación como llamado universal a la santidad. “Seguimos teniendo vocación, aunque no seamos religiosas”, dice.

“No estamos en una congregación, pero tenemos una vocación”, enfatiza Magaly. “Mi parte espiritual ahora es más de convicción. En la vida religiosa todo es muy estructurado, hay momentos de oración, te dan las oportunidades de formación. Ahora tengo que buscarlas, la vida espiritual tiene otro sabor y otro sentido”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: