Mujeres que posponen la maternidad, voluntariamente o no

Muchas mujeres posponen la maternidad porque desean tener estabilidad económica antes de tener hijos o quieren tener ciertas experiencias, también hay mujeres que deben esperar porque les es difícil quedar embarazadas.

Conversé sobre este tema con la psicóloga Marcela Fernández, particularmente sobre las mujeres que desean tener un hijo pero que deben esperar por distintos motivos.

Para Marcela, todo en la vida requiere de un balance, por nuestro bienestar y salud, y reconoce que las mujeres tenemos muchos anhelos y todos ellos nos otorgan diferentes satisfacciones. 

Posponer la maternidad debería ser una elección muy personal o de pareja en todo caso, pero definitivamente sin presión alguna del entorno.

Marcela Fernández, psicóloga.

Sin embargo, dice, la maternidad parece no calzar con otros deseos, metas o sueños. “Podemos entender esto solo desde el análisis de este tiempo socio-cultural que estamos viviendo, en que competimos o luchamos por igualdad en puestos laborales con los hombres”, afirma.

En este sentido, los datos confirman que la maternidad tiene un “costo de oportunidad” para las mujeres; según el Estado de la Nación 2018, la cantidad de niños en el hogar reduce las oportunidades de las mujeres de participar en el mercado de trabajo; en un hogar sin niños, la mujer tiene 1,2 veces más posibilidad de participar que cuando hay uno, y 1,6 veces más que cuando hay tres niños.

Aunque, ser jefa monoparental aumenta casi 6 veces la oportunidad de participar en el mercado de trabajo frente a tener otra posición en el hogar, o ser jefa con pareja.

Vale destacar una de las observaciones de los investigadores: la importancia de consolidar una red de cuido con enfoque universal, de modo que tener hijos no limite las posibilidades de participación laboral de las mujeres.

Posponer la maternidad por la estabilidad económica

En opinión de Marcela, este contexto hace que la maternidad no sea la opción más fácil, ni la más comprendida socialmente, porque se percibe como una complicación para la realización de la mujer y del hombre.

Agrega que todos los sueños y metas que tenemos requieren sacrificios, esfuerzo, renuncias, también implican crecimiento, aprendizajes, luchas y frustraciones. Pero hay una diferencia, dice, “la maternidad nos causa miedo, porque hay mucho en ella que no podemos controlar, y la falta de control es algo que desagrada a las generaciones actuales, además de que implica un tiempo de vulnerabilidad y de necesidad de otros, y es una sensación que tampoco nos agrada”.

Esto hace que la mujer prefiera tener cubiertas otras áreas, antes de pensar en ser mamá, dice. “Sin percatarse de que nunca se está completamente listo para maternar, ni con todo bajo control para nuestra ‘tranquilidad’, siempre surgirán nuevos anhelos, nuevos retos, nuevas metas, nuevos sueños”.

Ella también es una mujer profesional y afirma que las mujeres estamos dotadas de todas las capacidades para llevar a cabo la maternidad y, además, alcanzar nuestras metas. “Lo que necesita cada uno de esos anhelos para ser cumplidos es amor, pasión, valor, creatividad, perseverancia, constancia, sacrificio, determinación, automotivación y confianza”.

Por tanto, agrega, “dejar el miedo y lanzarse en un abismo, sin previa práctica o preparación, es el ingrediente más rico y que diferencia a la maternidad de todo lo demás”.

¿Es un aplazamiento elegido?

A las circunstancias descritas por el Estado de la Nación se suma el hecho de que más mujeres son madres primerizas a una edad más madura según lo confirman los datos. Por ejemplo, 5046 mujeres mayores de 30 años fueron madres por primera vez en el 2018, mientras que diez años antes fueron solo 3 114 mujeres.

Por el contrario, en el grupo de 20 a 29 años, hubo 14 377 madres primerizas en 2018, mientras que diez años antes fueron 16 697 mujeres, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Para Marcela, lo ideal es que la decisión de posponer la maternidad sea una elección muy personal o de pareja, sin presión alguna del entorno (familia, pareja, trabajo, sociedad, etc).

Si no fuera de esa manera, podría causar heridas muy profundas en la mujer, que podrían impedirle disfrutar de las cosas buenas o de los logros que alcance en su vida, porque su renuncia no sería voluntaria y arrastraría el enojo y el dolor de ir en contra de sí misma, advierte.

“Todo hijo necesita de una madre sana, feliz, satisfecha y plena… Y el alcanzar estas condiciones no depende de razones económicas, laborales, y/o profesionales, todas dependen de ella y de lo que emana de su interior. Cada una de esas es una decisión de cada día en libertad y responsabilidad”, afirma.

Maternidad pospuesta porque no se logra un embarazo

En el caso de mujeres que intentan por mucho tiempo quedar embarazadas y no lo logran, su opinión es que requieren de un acompañamiento terapéutico integral, que incluya personal médico calificado para atender la salud física y personal que atienda la salud mental.

En estos casos, dice, lo primero es realizar los estudios médicos pertinentes para conocer la causa, porque algunas veces hay tratamientos muy efectivos, otros, lamentablemente, son más difíciles.

“Es fundamental el autoconocimiento de nuestro cuerpo, que contempla tanto nuestro funcionamiento hormonal, hasta lo referente a nuestro sistema reproductivo, con el fin de tomar las decisiones que sean mejores física y mentalmente”, afirma.

Agrega que la honestidad es fundamental en los resultados de las pruebas, ya que se han dado casos de mujeres que someten a tratamientos sin éxito, porque lo que les vendieron una ilusión.

“Las heridas resultantes de la pérdida de uno o varios hijos son otro tema muy amplio y complejo, pero innegable y lamentable a la vez, entonces es algo que personalmente insisto en considerar como parte de la decisión”, comenta.

Pasa un tiempo entre la recepción de resultados y el procesarlos en el que emergen muchas emociones. “Por tanto, es importante considerar el acompañamiento terapéutico psicológico para llevar el proceso de aceptación de resultados, así como de las decisiones que se vayan tomando en el camino en torno a estos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: