Meditación y oración para gestionar el estrés ¡sí funciona!

Las mujeres tenemos mayores cargas de estrés que los hombres, dicen algunos estudios, y nuestra respuesta fisiológica es también diferente, haciéndonos más vulnerables a problemas cardiacos y otros padecimientos. Por eso, cada vez más expertos recomiendan meditación u oración para gestionar el estrés.

Algunas investigaciones sugieren que practicar la meditación puede reducir la presión arterial, los síntomas del síndrome del intestino irritable, la ansiedad y la depresión, y el insomnio.

Asimismo, diversos estudios han encontrado similares beneficios al asistir a la Iglesia regularmente, orar y rezar el Rosario.

El estrés y los problemas del corazón

Las emociones tienen mucha más relevancia sobre el buen funcionamiento del corazón de lo que se puede considerar en un principio, afirma La Fundación Española del Corazón. Debido a que el nivel de estrés, el nerviosismo o la ansiedad son difíciles de medir y, a veces, no se consideran como potencial causa de un problema cardiovascular.

En opinión de la Fundación, el estrés y la ansiedad son importantes factores de riesgo cardiaco relacionados con el estado anímico, pero no a todas las personas les afecta de la misma manera.

“Las mujeres son más vulnerables a este tipo de enfermedades debido a que presentan mayores niveles de estrés, carga mental y ansiedad que los varones, y así lo demuestran las cifras, ya que la tasa de mujeres que sufren depresión y ansiedad es el doble que la del colectivo masculino”.

Agrega que, ante estas situaciones ambos sexos no reaccionan igual. A diferencia de los hombres, durante situaciones estresantes el flujo de sangre en las arterias coronarias de las mujeres no aumenta, lo que provoca que no haya suficiente sangre que llegue al corazón y que se enfrenten a mayores problemas cardiacos.

Según dicho organismo, existe una estrecha relación entre la depresión y la enfermedad cardiovascular, hasta el punto de que una puede derivar en la otra, y viceversa.

Además, señala que las mujeres tenemos mayor propensión a sufrir depresión, indican que la llegada de la menopausia provoca en nosotras una serie de cambios hormonales que pueden contribuir a desequilibrar nuestro estado anímico, por lo que muchas pueden experimentar síntomas depresivos que pueden desencadenar problemas cardiovasculares.

Es por estas y otras razones que la meditación y la oración para gestionar el estrés, benefician nuestra salud física y mental.

¿Cómo ayuda a la salud rezar el Rosario e ir a la Iglesia?

De acuerdo con un estudio realizado en Universidad de Pavia, Italia, el rezo del Rosario tiene efectos similares que el yoga, al sincronizarse la oración con el ritmo cardiaco, reportando una sensación de bienestar.

Asimismo, un estudio de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard que estudió 74.534 mujeres entre 1992 y 2012 conocido como el “Informe sobre la salud de las enfermeras”, encontró que las mujeres que asisten a oficios religiosos sufren menos síntomas de depresión y menos ataques de ansiedad.

También indica que las mujeres que asisten a la iglesia una vez por semana tienen un 27% menos riesgo de morir por enfermedad cardiovascular y un 21% menos probabilidades de sufrir cáncer respecto a las demás.

En este caso, los investigadores asocian estos beneficios con el hecho de que asistir a los servicios religiosos parece estar relacionado con un mayor apoyo social, menos consumo de tabaco y un menor riesgo de sufrir depresión, ya que estas personas tienen una perspectiva más optimista y esperanza de la vida.

Meditación ¿cómo empezar?

Los beneficios de la meditación han sido reconocidos desde hace tiempo. En este sentido, el Centro de Investigación Mindful Awareness de la Universidad de California, afirma que la investigación científica muestra que la técnica de meditación “atención plena” ayuda a gestionar el estrés, reducir la ansiedad y la depresión, cultivar emociones positivas y ayudar a mejorar la salud y el bienestar físico en general.

Existen muchos tipos de meditación, pero la mayoría tiene cuatro elementos en común: un lugar tranquilo con la menor cantidad de distracciones posible; una postura específica y cómoda (sentado, acostado, caminando o en otras posiciones); un foco de atención (una palabra o conjunto de palabras especialmente elegido, un objeto o las sensaciones de la respiración); y una actitud abierta (dejar que las distracciones vayan y vengan naturalmente sin juzgarlas), explica el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral de los Estados Unidos.

Se aconseja meditar de la manera que mejor le funcione a cada persona -meditación, yoga u oración- durante 20 minutos, dos veces al día.

Si querés empezar a meditar, pero no tenés la posibilidad de ir con instructor, la Universidad de California creó la aplicación UCLA Mindful, disponible para IOS y Android. La mayor parte del contenido está en inglés, pero contiene algunas meditaciones básicas, tanto en inglés como en español.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: